Blog Keep & Go

Espacios más amplios

Espacios más amplios

Si queremos ampliar nuestros espacios existen algunos trucos visuales que nos pueden ayudar a generar una sensación de mayor amplitud, sin necesidad de hacer grandes cambios o remodelaciones. En Keep & Go te compartimos algunos de esos trucos para que logres aprovechar mejor tus espacios. 

 

Colores que amplían

 

Un principio básico para jugar con la precepción de los espacios, es el uso de colores. Los colores claros o neutros generan sensación de amplitud, mientras que los colores fuertes reducen visualmente los espacios. Permite que los colores claros, y en especial el blanco, predominen en tus espacios. Para esto, pinta la mayor parte de las paredes de blanco y usa tonos claros para complementar y generar el ambiente que buscas. Es bueno contar con contrastes, por ejemplo en los muebles, pero entre más claros sean los tonos que utilices para tapicerías, cortinas y muros, más amplio se verán tus espacios. 

 

Juego de reflejos

 

Otro truco efectivo para ampliar visualmente un espacio es utilizar espejos  de gran formato. Los espejos hacen que nuestros ojos perciban el reflejo como una continuidad del espacio, de tal forma que si tenemos un cuarto con un espejo, lo veremos mucho más amplio de lo que en realidad es. Del mismo modo, podemos aprovechar este mismo principio si buscamos acabados y objetos que generen reflejos. Si tenemos grandes ventanas o superficies de vidrio, por ejemplo, es importante mantenerlas limpias para que los reflejos se aprovechen en mayor medida. 

 

Prefiere lo multifuncional

 

Cuando contamos con espacios reducidos, los muebles con dos funciones o que se puedan plegar o esconder, resultan bastante útiles. Si en vez de contar con un baúl y una silla, podemos buscar una silla que tenga espacio de almacenamiento, aprovecharemos de mejor forma el espacio. 

 

Aprovecha la luz natural

 

La luz natural es un aliado clave al momento de ampliar visualmente cualquier espacio. Ten en cuenta la luz que entra en tus espacios al momento de acomodar los muebles, de tal forma que la aproveches la mayor parte del tiempo. Por otro lado, ten en cuenta la forma como la luz golpea los muros al momento de seleccionar los colores de tu pintura. Si la luz golpea en un muro blanco, la luz que se reflejará en todo el espacio será blanca y dará la sensación de tener un ambiente amplio. Pero si, por el contrario, la luz golpea en un muro, por ejemplo de color rojo, la luz que se reflejará será roja y generará la sensación de que el espacio es menos amplio. 

 

Divide sin obstaculizar

 

Los obstáculos dentro de un espacio como un jarrón, una mesa del teléfono, una lámpara o una planta mal ubicada, pueden generar la sensación de que el espacio es más pequeño. Es importante buscar eliminar estos obstáculos visuales. Pero al mismo tiempo, existen otro tipo de divisiones visuales que son recomendables. Si tenemos un solo espacio para sala y comedor, por ejemplo, podemos generar la sensación de contar con dos ambientes o espacios, si utilizamos dos tipos de pisos (tapete y madera) o si utilizamos un mueble pequeño para cerrar visualmente los espacios e independizarlos de alguna forma. 

Diseño y Desarrollo: Náutica Digital