Blog Keep & Go

Tips que debes saber para mudanzas y trasteos sin complicaciones

Tips que debes saber para mudanzas y trasteos sin complicaciones

Las mudanzas y trasteos son un trabajo duro. No hay nada que las personas puedan hacer con respecto a la melancolía que sienten al dejar su hogar actual, pero sí pueden empacar y mudarse de casa de la forma menos estresante y más eficiente posible.

Si te armas con los recursos adecuados,

como un servicio de mudanzas especializadas

 y esta guía, ¡es probable que sea pan comido! Sin más preámbulos, comencemos.

Mudanzas y trasteos: ¿por dónde comenzar?

Seguro que no eres de esas personas que debe empacar y salir de forma prematura, así que es probable que tengas al menos 30 días para hacer un plan y asegurarte de que el día de la mudanza transcurrirá sin problemas. Y es que en las capitales esto puede ser complicado; por ejemplo, los trasteos en Bogotá presentan una serie de desafíos en los que el tráfico y los horarios de movilidad se convierten en factores determinantes.

En efecto, si tu idea es contar con el mayor tiempo posible, comienza por crear una lista acompañada de una cuenta regresiva y detalla todo lo que necesitas en las tareas semana a semana. Piénsate bien los siguientes aspectos.



·¿Vas a contratar una empresa de mudanzas por un día, o lo harás todo tú mismo?

·¿Necesitas alquilar un servicio de mudanzas especializado para los trasteos y el empaque?

·¿Necesitas pedir ayuda a amigos y familiares que te cubran en otras tareas?




Estas son solo algunas de las preguntas que debes hacerte para elaborar tu plan de ataque para el día de la mudanza. ¡Pero hay mucho más!

Diez tips esenciales para una mudanza

Te traemos algunos consejos que seguro te serán muy útiles en tus trasteos. ¡Presta atención!

Elige un buen día para mudarte

Si puedes elegir el día de tu mudanza, elige uno que te permita ahorrar dinero. Los momentos más asequibles para mudarte son las mañanas, los días entre semana y los meses fuera de temporada. Evita el sábado, que es cuando todos quieren hacerlo y te será más difícil encontrar un servicio que te ayude.

Decide si te mudarás tu mismo o contratarás una empresa de mudanzas

Ninguna lista de verificación de mudanzas está completa si no incluye la decisión de contratar una empresa de mudanzas o hacerla tú mismo. Así es. Si quieres ahorrar y tienes un arsenal de amigos de confianza, puedes dedicar mucho tiempo a planificar tu mudanza.

Sin embargo, si tienes el dinero quizá prefieras dejar el trabajo pesado a una empresa de trasteos. También puedes hacer un trato parcial. Si tienes familiares y amigos que puedan ayudarte a empacar, entonces puedes ahorrar una parte y contratar a los transportistas solo para que carguen y descarguen.

Reserva el día libre

En realidad, puedes hacer esto tan pronto como establezcas tu fecha de mudanza. Si te mudas en un día laboral, asegúrate de solicitar ese día fuera del trabajo tan pronto como puedas.

Haz un inventario de tus pertenencias

Mantén un registro de todo lo que posees. Comienza por un extremo de la casa o apartamento y continúa hasta el contrario. Luego, puedes empacar con el inventario en la mano para asegurarte de que todos los artículos lleguen al nuevo espacio.

Deshazte de las cosas que no necesitas

No tiene sentido gastar tiempo, esfuerzo y dinero en transportar cosas que ni siquiera quieres. Sé brutalmente honesto sobre lo que puedes y no puedes tirar antes de mudarte.

Crea tu carpeta de mudanza

En medio de tanto caos, es esencial siempre tener los puntos de orden. Para comenzar, organiza una carpeta de la mudanza para todo el papeleo; destínala a guardar tu checklist de cajas, papeles y recibos.

Planifica el espacio

Para ahorrar tiempo el día de la mudanza y tener un poco de tranquilidad, planea dónde vas a ponerlo todo en tu nuevo hogar. Si es posible, toma medidas, especialmente en las paredes clave o espacios donde se puedan colocar piezas grandes, como un mueble seccional o para medios.

Probablemente tendrás que improvisar un poco el día de la mudanza... ¡Pero no querrás estar debatiendo la ubicación de los muebles cuando el servicio de mudanza ya no esté!

Piensa en lo esencial

Un par de días antes de que lleguen los trabajadores de la mudanza, compra lo esencial: toallas de papel, papel higiénico, detergente para ropa, bolsas y canecas de basura. Llévalos a tu nuevo hogar.

Empaca también un par de maletas o cajas con sábanas, mantas y almohadas limpias para cada cama, toallas de baño y artículos de tocador. De esa manera no tendrás que luchar para encontrar tu cepillo de dientes y lencería de cama al final de tu agotador día de mudanza.

Limpia tu nueva casa

Si los antiguos residentes ya se mudaron, es una buena idea que limpies tu nueva casa para que sea agradable cuando te mudes. Puedes hacerlo tú mismo o contratar a un servicio de limpieza profesional que se asegure de dejarlo todo impecable.

Encuentra un menú de comida a domicilio y relájate

Es poco probable que estés listo para comprar y cocinar para tu primera noche en tu nuevo hogar. Lo más importante es que dediques al menos unos minutos a relajarte en tu nuevo hogar, después de todo el arduo trabajo. Lo de desempacar vendrá después.

Mudarse puede ser estresante sí. Pero con la

planificación, la ayuda y la preparación adecuadas

¡lo superarás rápidamente!

Diseño y Desarrollo: Náutica Digital